¿Cuál es la diferencia entre un cepillo de dientes eléctrico y uno manual?

Antes de comenzar a detallar cuáles son las principales diferencias entre los cepillos de dientes eléctricos y los manuales, vamos a empezar por el principio:

¿Cuál es la función del cepillo?

Aunque parezca obvio, debemos tener claro que el cepillo de dientes sirve para eliminar la placa que se deposita en la superficie de los dientes. Por esta razón es importante que las cerdas del cepillo (los pelitos) sean de buena calidad y estén en un estado óptimo, ya que son las que se encargan de desempeñar esta función.

¿Qué cantidad de pasta de dientes debo usar?

Como hemos dicho, el objetivo es retirar la placa bacteriana. Debido a esto, debemos utilizar muy poca cantidad de dentífrico (la cantidad correspondiente a un guisante), con el fin de que no se forme demasiada espuma y el cepillo de dientes (ya sea manual o eléctrico) no pierda su acción. Haciendo una comparación con nuestro día a día, podríamos decir que el cepillo es el equivalente a nuestra escoba en casa. Antes de limpiar con jabón del suelo, primero tenemos que barrer bien la casa. Pues cuando nos cepillamos los dientes, lo que estamos haciendo es “barrer la boca”, quitando restos de comida, bacterias y placa dental. Y la pasta de dientes es como el jabón, lo deja todo más brillante y con olor a limpio.

¿Sabes cuál es la diferencia entre un cepillo manual y uno eléctrico?

Hoy en día hay numerosos tipos de cepillos en el mercado, que podríamos clasificar en manuales, eléctricos y sónicos. El rasgo común a todos ellos es que deben sustituirse los cabezales cada 3 meses, o cuando veamos que las cerdas están desgastadas, lo que ocurra antes. En ocasiones, están coloreadas y el fabricante recomienda cambiarlos cuando se aprecie una diferencia en su color.

¿Cuáles son las ventajas del cepillo manual?

Básicamente, la comodidad porque no necesita baterías ni pilas, y el precio, ya que son más asequibles.

¿Y las desventajas?

La desventaja principal de este tipo de cepillos es que el éxito de la limpieza depende absolutamente de la persona que la está realizando. Requiere un aprendizaje de la técnica, así como de una habilidad manual específica.

Por esta razón, en ocasiones el cepillado manual no es tan efectivo como desearíamos.

Y con respecto al cepillo eléctrico, ¿cuáles son sus ventajas?

La ventaja principal estriba en que los cepillos eléctricos no precisan de una técnica específica, sino que simplemente hay que pasarlos por la superficie de los dientes, dejando que el cepillo funcione.

De esta manera, no depende tanto del usuario la efectividad del cepillado si lo comparamos con la técnica manual.

La revisión Cochrane, que investiga los artículos científicos publicados al respecto de una determinada materia y los contrasta entre sí, establece que los cepillos eléctricos con acción de rotación y oscilación son más efectivos eliminando placa si se compara con los manuales y los sónicos.

Es decir, que los cepillos eléctricos oscilantes y rotatorios son mejores que los manuales y los sónicos para eliminar la placa dental.

Se recomiendan, asimismo, cepillos que sean recargables, ya que los que usan pilas van perdiendo su eficacia según va pasando el tiempo.

¿Qué hay de las desventajas?

Pues, básicamente, la dependencia de una fuente de alimentación, el tamaño, peso, y el coste del mismo. Es importante recalcar que los cabezales de los cepillos eléctricos deben cambiarse con la misma frecuencia que los manuales.

¿Qué sabemos de los cepillos sónicos?

De nacimiento relativamente reciente, los cepillos sónicos, no ofrecen, de momento, resultados mejores que los eléctricos oscilante-rotatorios. Los investigadores consideran que la tecnología de los cepillos sónicos aún debe mejorar para que sean competitivos frente a los cepillos eléctricos clásicos.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir un cepillo eléctrico?

  • Es importante conocer las oscilaciones que produce el cepillo. Cuando mayor sea el número, mejor será el cepillado.
  • Nosotras aconsejamos siempre que el cepillo eléctrico tenga un sensor de presión: de esta manera, el cepillo nos “avisa” cuando estamos haciendo demasiada presión. Dependiendo del modelo, puede variar la velocidad de cepillado, emitir un sonido o cambiar el color de la luz. Este sistema de protección es importante, ya que, si hacemos una fuerza demasiado intensa, podemos dañar los dientes y/o las encías.
  • Se recomienda también que el cepillo cuente con baterías recargables en lugar de pilas.

¿Qué conclusiones sacamos?

Resumiendo, podemos establecer que el cepillado óptimo cumpliría con las siguientes características:

  • Cepillado después de cada comida, durante dos minutos cada vez.
  • Cantidad de pasta de dientes equivalente a un guisante.
  • Cepillo eléctrico oscilante-rotatorio.
  • Cambiar el cabezal una vez cada 3 meses o cuando las cerdas del cepillo estén dañadas, lo que ocurra antes.

Ven a la consulta y te explicaremos las diferencias entre cepillos de dientes eléctricos y manuales. 

Puedes concertar una cita con nosotros en el 922 24 62 62, y nuestras Higienistas, Lucía y Yasmina, podrán ofrecerte una clase específica para ti. Te pediremos que te traigas tu cepillo de dientes, ya se manual o eléctrico, para que, cuando llegues a casa, sepas perfectamente cómo mantener una higiene bucal optima.

¿Aún quieres seguir investigando?

Te recomendamos las siguientes webs especializadas:

principal
Principal
volver
Atrás

Este sitio web utiliza cookies con fines técnicos y para mejorar tu experiencia de navegación. Al continuar en la página estás aceptando su uso. Puedes cambiar la configuración y obtener más información aquí

Una cookie es un pequeño archivo que se envía a tu navegador y que registra el uso que haces del sitio web. Las cookies se asocian con un usuario anónimo y por sí mismas no proporcionan datos personales del usuario, ni permiten extraer información de su disco duro. Simplemente asocian el navegador de un ordenador determinado a un código anónimo. Las cookies ayudan a mejorar la experiencia de navegación en la web y a optimizar los servicios y contenidos que te ofrecemos. Al utilizar nuestra web, aceptas de forma expresa el uso de cookies. Puedes borrar todas las cookies de tu navegador en cualquier momento. También puedes configurarlo para impedir que éstas se instalen en tu equipo, aunque debes tener en cuenta que el bloqueo de ciertas cookies puede impedir el correcto funcionamiento de algunos servicios.

Cerrar