Proceso de colocación de un implante dental

En este artículo queremos detallar cuál es el proceso de colocación de un implante dental. Desde cómo se pone hasta cuáles son sus etapas y qué ocurre en cada una de ellas.

¿Duele la colocación?

No, la colocación de un implante no debe ser nunca dolorosa. Gracias a los anestésicos locales, la cirugía de colocación de implantes dentales no duele. Sin embargo, dependiendo del grado de dificultad del procedimiento, el postoperatorio puede ser más o menos molesto.

mejor dentista de tenerife

Fases de un implante dental: Colocar implantes dentales paso a paso

La primera fase en la colocación de un implante dental es la planificación del caso. En nuestra Clínica Dental en Tenerife, siempre realizamos un CBCT, es decir, un estudio en 3D del hueso del paciente, para saber qué implante es el más adecuado para cada caso.

Una vez terminada esta parte, se le explican al paciente las opciones de tratamiento disponibles, y se decide una estrategia.

El siguiente paso es la propia colocación del implante. Si el ancho y el largo del hueso lo permite, la cirugía suele ser sencilla (tan sólo se usa anestesia localmente), y el post operatorio es muy llevadero. Normalmente, con tomar algún analgésico o antiinflamatorio suele ser suficiente, ya que las molestias suelen ser ligeras.

Unos 7 días después de la colocación del implante dental, el paciente debe acudir a la Clínica para que le sea retirada la sutura, proceso que lleva sólo unos minutos.

Aproximadamente 2 meses después de que el implante sea colocado, se puede comenzar con la toma de medidas para la fabricación de la corona. Dependiendo del laboratorio, esta tarda unas dos o tres semanas en estar lista. Ocasionalmente hay que realizar pruebas intermedias antes de la colocación definitiva de la corona.

En algunos casos, antes de la realización de una corona definitiva es necesaria la fabricación de una corona provisional, cuyas funciones son, básicamente, la estética dental(que no se note la falta del diente) y, por otro lado, darle forma a los tejidos blandos que rodean al implante.

¿Cómo se pone un implante dental?

Habitualmente se hace un corte en la encía, se separan los tejidos blandos, se labra en el hueso la forma del implante con unas fresas y un motor especialmente diseñado para tal fin, se coloca el implante o raíz artificial con su pilar o tapón de cierre y se cierra la herida con unos puntos de sutura.

Si el implante es sencillo, este procedimiento suele llevar unos 20 minutos, y no es doloroso.

Radiografia panorámica dental para implantes

Cuanta más información se tenga antes de realizar una intervención, más probabilidades hay de que salga bien. Por eso, antes de realizar una colocación de implantes dentales, en Clínica Dental Aparicio no sólo realizamos una radiografía panorámica sino un escáner de la boca del paciente.

Entendemos que sólo con un escáner se puede planificar adecuadamente un tratamiento de este tipo, estableciendo previamente el tamaño y la inclinación óptimos o, incluso, si no es viable la colocación de uno o varios implantes en las condiciones actuales y hay que realizar algún tratamiento previo.

Tipos de colocación de implantes dentales

A veces, si las características de la boca del paciente nos lo permiten, los implantes dentales se pueden colocar de manera transmucosa. Es decir, sin tener que abrir la encía y suturarla. Esto significa que, desde fuera, se vería una pequeña pieza de metal, que es el tapón de cierre o de cicatrización del implante, que serviría para cerrar la propia herida. En estos casos, las cirugías son aún más cortas y sencillas, y las molestias son aún menores.


Implantes dentales de carga inmediata

Se dice que se realiza la carga inmediata de un implante cuando se coloca una corona funcional sobre el implante en las primeras 48 horas tras su colocación. Esto se podrá hacer en casos específicos en los que el hueso y las características propias de la boca del paciente nos lo permitan.

Implantes dentales de carga diferida

La carga diferida de un implante es la que se realiza cuando la osteointegración del implante ya ha ocurrido, es decir, unos 2 o 3 meses después de su colocación.


Colocación de hueso en implantes dentales

En ocasiones, si el hueso es muy estrecho, muy corto o muy frágil, es posible que sea necesaria la colocación de hueso. Este puede ser sintético, de origen animal o del propio paciente. Será el profesional el que deba elegir qué tipo de hueso usar en cada caso, ya que sus características y comportamiento a largo plazo varían de unos a otros.

Colocación de membrana en implantes dentales

Una membrana es un material, habitualmente de origen animal, que actúa como un colador, para propiciar que las células que lleguen al implante sean únicamente aquellas encargadas de formar hueso.

Uso del plasma (PRGF) en la colocación de implantes dentales

El Plasma Rico en Factores de Crecimiento, o PRGF, es una sustancia que se aísla a partir de la sangre del propio paciente. Se puede usar de varias maneras para mejorar el pronóstico de las cirugías: por un lado, mejora sustancialmente el post operatorio quirúrgico, favoreciendo la cicatrización de los tejidos blandos y disminuyendo el dolor tras el procedimiento quirúrgico. Además, es posible fabricar membranas con las células del paciente, lo que mejora, aún más, el pronóstico quirúrgico.