Tratamientos dentales de Tenerife / Medicina Oral / pH en boca

pH en boca

¿Qué es el pH de la boca?

El pH es una medida de lo ácida o básica que es una sustancia. El agua, la sangre, la leche, el vinagre, el limón o la saliva tienen su propio pH y su medida hace referencia a, como decíamos antes, lo ácida o básica que es esa sustancia concreta.

Se mide generalmente en una escala de 1 a 14, donde los valores más bajos corresponden con los ácidos, los altos con los básicos y los números en torno a 7 con el pH neutro.

pH de la boca y saliva

Por tanto, cuando hablamos del pH de la boca, nos referimos fundamentalmente al pH de la saliva.

pH en boca

¿Cuál es el pH de la boca?

El pH normal y de una boca sana suele oscilar entre 6,7 y 7,4.

pH neutro en la boca

En condiciones normales, como acabamos de comentar, es relativamente neutro y se encuentra entre los valores 6,7 y 7,4. Esto es, sin embargo, un valor medio y relativo a una boca sana y limpia.

pH ácido

Cuando el pH de la saliva baja por debajo de 7, decimos que la boca tiene un pH ácido. Esto es relativamente común y depende fundamentalmente de los alimentos y bebidas que ingerimos.

Asimismo, también hay estudios que sugieren que las personas fumadoras tienen un pH ácido.

pH básico

Por el contrario, cuando el pH en boca sube de 7, decimos que presenta un pH básico.

Estos valores, como luego veremos, pueden estar asociados a la presencia de una enfermedad periodontal o gingivitis.

clinica dental whatsapp

Importancia del pH de la saliva

Hay muchos estudios que relacionan el pH de la saliva con la salud bucodental.

En función de si el pH que tenemos es ácido o básico tendremos un tipo de preocupaciones diferentes, como vamos a ver a continuación.

Relación entre la caries y el pH de la saliva

Las caries son una enfermedad de nuestra boca que está provocada por más de ocho tipos diferentes de bacterias. Estas bacterias no sólo generan un ambiente ácido en la superficie de los dientes, sino que hay algunas que se desarrollan especialmente bien cuando el pH de nuestra saliva es ácido.

Esto quiere decir que, si mantenemos nuestros valores de pH por debajo de 7 durante periodos largos de tiempo, estaremos creando un ambiente propicio para que las bacterias se desarrollen y puedan afectarnos a los dientes con mayor facilidad.

Relación entre el pH y la enfermedad periodontal

Si bien la relación entre pH ácido y caries está bien documentada, la posible conexión con la enfermedad periodontal no se ha explorado tanto.

Sin embargo, en los últimos años han surgido varios estudios que demuestran que los pacientes que padecen enfermedad periodontal tienen un pH más elevado que los que no lo padecen.

Aunque lo que todavía no se tiene claro es si el pH básico es causa o consecuencia de la enfermedad periodontal. Sea cual sea el caso, la relación parece existir y la presencia de un pH básico es un signo de que algo no marcha bien en nuestra boca.

pedir-cita-dentista

¿Cómo calcular el pH de la boca?

Es posible que al leer este artículo te plantees cómo medir el pH de la boca y la verdad es que es bastante sencillo. Únicamente es necesario conseguir unas tiras reactivas para medir el pH que se pueden encontrar fácilmente en farmacias o incluso en internet.

Es importante que las tiras vengan acompañadas de un código de colores que indiquen el pH una vez realizada la prueba.

Una vez se dispone de estos elementos, lo único que debemos hacer es mojar la tira con nuestra saliva y esperar a que cambie de color para compararlas con el patrón y obtener la medida de nuestro pH en boca.

¿Puede cambiar el pH de la boca?

Es interesante, si se dispone de varias tiras, realizar varias mediciones para comprobar cómo varía el pH a lo largo del día.

Unas buenas pruebas podrían ser las de medir en las siguientes condiciones:

  • Por la mañana recién levantados, porque ese será el pH con el que nuestra boca pasa muchas horas sin nuestra intervención y nos puede dar una idea del valor de pH real de nuestra saliva.
  • Varias mediciones después de comer, para comprobar cómo la acción de la saliva sobre los alimentos modifica el valor de pH de nuestra boca.
  • Después de beber una bebida azucarada.
  • Tras enjuagarnos con agua tras beber una bebida azucarada.
  • Después de comer una chocolatina y después de enjuagarnos tras comer la chocolatina.

De todo lo anterior deduciremos que, efectivamente, el pH puede cambiar no sólo a lo largo de la vida de una persona, sino a lo largo de un mismo día, y que depende fundamentalmente de nuestros hábitos.

¿Cómo equilibrar el pH de la boca?

Ya tengamos un pH ácido y queramos subirlo o un pH básico y queramos bajarlo, la idea es siempre la misma: tratar de consumir alimentos o bebidas de pH neutro con los que volver a valores normales.

Por tanto, unos buenos consejos generales para mantener un pH neutro en nuestra boca, serían los siguientes:

  • Evitar el consumo de bebidas azucaradas y, si no podemos o queremos evitarlo, enjuagarnos con agua al terminar.
  • Cepillarnos los dientes y enjuagarnos con agua lo antes posible cuando hayamos terminado de comer para evitar que se acidifíquele el pH.
  • Masticar chicles sin azúcar para promover la generación de saliva con la que “enjuagar” la boca.
  • Evitar el consumo de chucherías, golosinas y chocolatinas lo máximo posible. Y, cuando los consumamos, enjuagarnos con agua lo antes posible.
  • Si queremos consumir azúcares, cosa que no recomendamos, es mejor para nuestra boca y nuestro pH comer 3 golosinas juntas y enjuagarnos después que tomar una cada hora, puesto que estaremos manteniendo la acidez de la saliva durante más tiempo.
  • No fumar.
  • Evitar tomar café y, cuando lo tomemos, hacerlo con leche para contrarrestar la acidez.

Influencia de los alimentos en el pH de la boca

Como hemos visto anteriormente, lo que comemos y bebemos tiene una influencia directa sobre el pH de nuestra boca.

Alimentos que regulan el pH de la boca

Tratar de introducir en nuestra dieta estos alimentos que tienen un pH casi neutro:

  • Arroz.
  • Leche.
  • Maíz dulce.
  • Camarones.
  • Queso.

Yogures para mantener el pH de la boca

El yogur es más ácido que la leche, por lo que no es lo más recomendable para regular el pH. Es mejor tomar leche o, incluso, quesos, que tienen un pH más neutro.

Chicles y pH

Tomar chicles, siempre sin azúcar, estimula la producción de saliva, lo que contribuye a neutralizar el pH de nuestra boca.

¿Cómo mejorar el pH de la boca en Tenerife?

¿Tienes dudas sobre este u otros temas? Ven a vernos a la Clínica Dental Aparicio y te ayudaremos a mantener una boca bonita y, sobre todo, sana.